Teléfono/Fax: (+34) 911 551 333   Mail:

Lunes, 26 Octubre 2015 18:17

Artículo 8

Escrito por 
  • tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
  • Imprimir
  • Email
  • Medios
  • ¡Escribe el primer comentario!
Valora este artículo
(0 votos)

EL REINO DE DIOS

Los cristianos nos hacemos algunas preguntas que necesitan respuestas que acaben con dudas elementales sobre la fe.
¿Porqué tanta gente sin conocimiento alguno del mensaje de Jesucristo? ¿Porqué el Señor en su bondad no se manifestó de forma eficaz a todos los rincones de la tierra, de forma que no existiera ningún hombre que viviera en la desesperanza del agobio y de la carga de la vida?

Tal vez si hubiera nacido en la época de la tecnología y las comunicaciones, hubiera bastado un comunicado en las Redes Sociales, vía Internet y habría solucionado el problema del desconocimiento del mensaje evangélico.

Pero porqué el Señor eligió para manifestarse el anonimato?
Dice Eloi Leclerc que el Reino de Dios ha puesto su acento en su carácter oculto. El Reino de Dios no se manifiesta externamente de forma llamativa, no tiene nada de espectacular ni de sensacional. Está escondido no el misterio del más allá, sino aquí mismo. Oculto bajo el velo de lo cotidiano, se inserta en el desarrollo de la vida diaria como la levadura en la masa. Está presente en el centro mismo del mundo familiar de cada cual.

A los fariseos que le preguntan por la venida del Reino y por los signos que permitirán reconocerlo, Jesús les response: "El Reino de Dios viene sin dejarse sentir. Y no dirán." Vedlo aquí o allá ", porque el Reino de Dios ya está entre vosotros". Por tanto el Reino de Dios viene sin ser advertido por quienes sólo esperan señales extraordinarias y fantásticas.

Con el lenguaje universal de la sencillez, nos cuenta el Evangelio la parábola de la semilla que va creciendo por sí misma. El potencial oculto de Reino acontece independiente de nuestras esperanzas y nuestra paciencia.

Aunque no lo veamos, aunque la noche parezca cerrar nuestros ojos a la visión de Dios, aunque los signos de los tiempos parezcan ser contrarios, el Reino de Dios acontece; Dios está ahí, revelado en lo oculto, grande en su insignificancia, "sin que el hombre sepa cómo". Es el misterio de Dios. El cómo es conveniente que permanezca en secreto. Se facilita así el respeto al misterio y la tentación de la manipulación. Tú recibe bien la Palabra y anúnciala y deja que sea Dios quien la haga crecer.
Dios elige lo más humilde para realizar su proyecto de grandeza; Así lo hizo al nacer de María, una pobre muchacha de Nazaret.

Las bienaventuranzas están basadas en lo oculto de Dios y son el centro de la predicación de Jesús:

"Bienaventurados los pobres de espíritu porque de ellos es el Reino de los Cielos.
Bienaventurados los mansos porque ellos poseerán en herencia la tierra.
Bienaventurados los que lloran porque ellos serán consolados.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia porque ellos serán saciados
Bienaventurados los misericordiosos porque ellos alcanzarán misericordia
Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios
Bienaventurados los que buscan la paz porque ellos serán llamados hijos de Dios
Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia porque de ellos es el Reino de los Cielos Bienaventurados seréis cuando os injurien, os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa; alegraos y regocijaos porque vuestra recompensa será grande en los Cielos

Por tanto, Dios, eligiendo la pobreza, el anonimato y la sencillez, ha hecho que pueda ser aceptado y entendido por todos, de manera que todo hombre que busque la Verdad, se encuentre con el Amor de Jesucristo.

Visto 834 veces Modificado por última vez en Lunes, 26 Octubre 2015 18:19

Medios

Entrevista a Kiko Argüello 13TV
Más en esta categoría: « Artículo 7 Artículo 9 »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.